Alimentación para ancianos cubanos, recetas y consejos

Cuando los ancianos tienen dentaduras incompletas o, incluso, ya han perdido todos los dientes y/o no tienen dentadura postiza o no se acostumbran a usarla diariamente, tanto por incómoda como por vergüenza, la solución más fácil, económica y eficaz es cambiar la dieta, con el fin de garantizar que todos los platos en su alimentación cotidiana sean fáciles de masticar o de consistencia muy blanda. Dicha dieta debe aportar las calorías y nutrientes adecuados para cada persona.

Quienes necesiten introducir comidas de consistencia masticable deben probar con sopas, caldos caseros batidos con carnes o vegetales hasta obtener la consistencia de crema, así como pescado y fruta blanda; también productos elaborados con huevo, como flan o albóndigas.

Las comidas para los ancianos con dificultades bucales para triturar pueden ser variadas, y que con su sabor y olor estimulen a las personas mayores a comer porque una nutrición adecuada aporta a su salud y bienestar. Se debe tratar por todos los medios de que la falta de dientes o dentaduras incompletas no sea un problema en su alimentación. Para ello lo mejor es planificar con tiempo las comidas y así garantizar alimentos adecuados a la hora de comer. Muchos platos, como estofados o guisos se pueden batir o licuar en utilizando leche, jugo de carne, salsa de tomate, caldo, jugo o agua; se agrega líquido hasta que el alimento tenga la consistencia deseada.

NECESIDADES EN CALORÍAS

Las necesidades calóricas son la cantidad de calorías que precisa un adulto mayor diariamente para mantener su peso o para alcanzar una meta con relación a este. Se pueden ajustar si necesita aumentar, perder o mantener el peso; aumentando, disminuyendo o manteniendo las calorías, según el caso.

Aunque las personas mayores son menos activas y necesitan menos calorías deben pesarse por lo menos dos veces a la semana y anotar el resultado. En caso de necesitar más calorías se puede agregar miel de abejas al yogur o mayonesa a los huevos.

NECESIDADES DE PROTEÍNAS

Las proteínas en la dieta de las personas mayores y sin dientes es un componente muy importante, principalmente por su papel en la estructura de los tejidos y órganos y en la diferenciación y crecimiento de las células; por eso la adecuada cantidad debe tenerse en cuenta en su nutrición, pues también regula los procesos inmunológicos y biológicos y apoya la lucha contra las infecciones, acelera la cicatrización de las heridas o el tratamiento de las úlceras de decúbito.

Aunque menos calorías en personas mayores no significa menos nutrientes, se aplica principalmente a las proteínas, cuya deficiencia provoca la pérdida de masa y fuerza muscular de las personas mayores y la reducción de su eficiencia. Por lo tanto, un menú equilibrado no debería carecer de carne, aves, pescado, huevo, queso y productos lácteos, valiosos fuentes proteicas.

Las personas mayores que consumen una cantidad inadecuada de proteínas pueden tener problemas no solo con la movilidad, sino también con la memoria, siendo más susceptibles a las infecciones. Por lo tanto, su nutrición debe incluir proteínas que aporten todos los aminoácidos necesarios, teniendo en cuenta que la proteína animal tiene un valor nutricional más alto que la proteína vegetal, por supuesto, debe prepararse este alimento de tal forma que la falta de las piezas dentarias no constituya un obstáculo para su ingestión. Si se necesitan más proteínas es ideal añadir huevos hervidos y aplastados a las sopas, queso a las ensaladas o leche en polvo descremada a los purés. 

ACTIVIDAD FÍSICA

No obstante, la absorción adecuada de las proteínas está garantizada no solo por la dieta, sino también por la actividad física. Por supuesto, la gimnasia debe ajustarse a las habilidades y al estado de salud de cada persona mayor con recomendación médica incluida.

CON TRATAMIENTO ANTICANCERÍGENO

Algunos ancianos sin dientes pueden recibir quimioterapia y radioterapia, y sufren los efectos secundarios, les cuesta trabajo comer o sienten un sabor diferente a las comidas. En estos casos se puede probar con alimentos sazonados de diferente manera, por ejemplo, marinar los alimentos en mermelada de frutas, salsa de pollo o jugo cítrico; probar nuevos alimentos cada semana o dos para ver si ya se recuperó el sentido del gusto; cepillarse los dientes y la lengua al despertar, después de cada comida y a la hora de dormir. Es posible que las personas que se han sometido a quimioterapia o radiación sientan dolor en la boca. En estos casos se pueden comer alimentos suaves, como leche, natillas o flanes, y evitar las comidas ácidas que incluyan jugo de naranja o de tomate, picantes;, también las muy saladas, demasiado calientes o demasiado frías.

EL AGUA PARA LOS ANCIANOS

A medida que aumenta la edad, el contenido de agua en el cuerpo disminuye. En las personas mayores el nivel promedio de agua es sobre el 50 %. El volumen necesario de líquidos ingeridos por los ancianos es muy importante, sobre todo debido a la disminuida sensación de sed en este grupo de personas.

Una deficiencia permanente de agua en el cuerpo de las personas mayores puede provocar daño renal permanente, arritmias cardiacas, menor excreción urinaria o incluso cáncer de vejiga, así como dificultad para moverse. Además, el magnesio contenido en el agua regula la presión arterial, mejora la memoria y el estado de ánimo; el potasio mejora el corazón y el calcio contrarresta la osteoporosis.

Como vías de hidratación también se recomiendan frutas como naranjas y melones, pues además de hidratar perfectamente el cuerpo son refrescantes y contienen innumerables vitaminas; entre los vegetales, los pimientos, pepinos o tomates, pues poseen un elevado contenido de nutrientes que ayudan a hidratar el cuerpo. Los ancianos necesitan más agua porque algunos de sus medicamentos, como aquellos para enfermedades cardíacas y vasculares, causan una pérdida más rápida de agua.

UN NOBLE BATALLAR EN LA VIDA

Pero lo más importante en la vejez es tener una pasión y no rendirse, ser un ejemplo a seguir de cómo vivir activamente en la tercera edad. Ejemplos sobran, pues ellos y ellas siguen en la batalla, sea científica, política, manual, artística o intelectual; mientras los acompañen la fuerza física y la mental. Y eso se consigue llevando adecuados estilos de vida desde mucho antes de tener acumulado demasiados años.

RECETAS PARA ANCIANOS SIN DIENTES

Cóctel de plátano y maní

Ingredientes:

-200 ml de leche

-1 plátano

-un puñado de maní tostado y pelado

-Unas gotas de jugo de limón

Preparación:

-El maní se deja en remojo en agua agregando unas gotas de jugo de limón, dejando toda la noche o al menos 8 horas.

-Después de escurrir, poner en una licuadora y agregar la leche.

-Pelar el plátano y cortar en trozos más pequeños y añadir a los otros ingredientes.

-Mezclar hasta que no queden grumos.

-Pasar por una batidora para una consistencia de batido suave.

Servir frío.

Caldo nutritivo con albóndigas

Ingredientes para albóndigas:

-500 g de picadillo de carne de pollo

-1 cebolla

-3 cucharadas de eneldo o perejil picados

-1 huevo

-Una cucharada de aceite

-Pimienta al gusto

-Harina de trigo

-Pizca de sal, opcional

Preparación de albóndigas:

-Cortar la cebolla en cuadraditos pequeños y pocharla con abundante aceite, a fuego bajo.

-Colocar la carne de pollo, las cebollas, el eneldo o perejil y la harina en el recipiente, y sazonar con pimienta. Mezclar bien, añadir el huevo al final.

-Formar bolitas, cubrirlas con harina y empezar a freír sobre la grasa dorada de la cebolla. Reservar.

Ingredientes para la sopa:

-1 litro de caldo de verduras o aves, preferentemente hecho en casa

-3 papas

-1 zanahoria

-1 perejil

-½ col pequeña

-1 cucharada de eneldo o perejil picado

-Pimienta al gusto

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Las verduras, papas, zanahorias, perejil, col, se lavan bien y se cortan en cuadraditos pequeños y se pica menudo la col. 

-Deja hervir, poner las albóndigas y dejar a fuego medio-bajo unos 20 minutos.

-Retirar la carne y ahora agregar los vegetales y el eneldo al caldo y cocinar hasta que los ingredientes estén blandos y después batirlos.

-Al final añadir las albóndigas a la sopa justo antes de servir.

Se pueden preparar varios litros de caldo a la vez para luego ponerlo en raciones pequeñas en congelador. De esa manera las personas cuidadoras pierden menos tiempo, y se asegura la dieta sana y variada para nuestros ancianos.

Crema fría de mango

Un buen desayuno que aporta vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra, micronutrientes que regulan las funciones del organismo, potencian las defensas y ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades. Por su alto valor nutricional, este postre se recomienda a las personas mayores sin dientes, pues les proporciona proteínas de calidad y calcio. Por la naturaleza de sus grasas, este postre no supone ningún riesgo para las personas con colesterol elevado.

Ingredientes:

-3 mangos

-3 huevos

-250 ml de leche

-Miel de abejas, una cucharadita o edulcorante al gusto

Preparación:

-Pelar y trocear los mangos y ponerlos en el vaso de la batidora, añadiendo los huevos, la miel o el edulcorante y batir bien.

-Poner la leche a calentar y añadir el puré de mango, cocinando a fuego medio sin dejar de remover hasta que empiece a espesar.

-Poner en el vaso o taza del anciano como parte de un saludable y sabroso desayuno.

Croquetas de pollo y huevo

Una de las grandes ventajas de las croquetas es que se pueden congelar y sacar justo en el momento para freírlas y comerlas, directamente. Además, se pueden preparar croquetas de forma rápida con cualquier ingrediente que se tenga en la despensa.

Ingredientes:

–1 litro de leche

-1 cebollino

-2 dientes de ajo

-1 muslo de pollo

-2 huevos

-100 gr. de harina

-Harina, huevo y pan rallado para rebozar

-Agua

-Aceite vegetal

-Perejil

-Pizca de sal, opcional 

Preparación:

-Quitar el pellejo del muslo de pollo y ponerlo a cocer en una cazuela con agua, unas ramas de perejil y la parte verde de la cebolla durante 20 minutos.

-Escurrir, quitarle la masa y reservar.

-Poner los huevos a cocinar en otra cazuela con agua hirviendo durante 10 minutos. Escurrir, refrescar con agua fría, pelar y reservar.

-Para la bechamel, pelar y picar el cebollino y los dientes de ajo finamente y ponerlos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite. Sazonar e incorporar la harina y cocinarla.

-Verter la leche, poco a poco, sin dejar de remover para que no se formen grumos, incorporar la carne de pollo deshilachada, los huevos cocidos picados y un poco de perejil. Mezclar bien y deja hervir 4-5 minutos a fuego suave.

-Pasar la masa a una fuente y tapar con papel film. Dejar reposar al menos 2 horas fuera del frigorífico.

-Formar las croquetas, pasarlas por harina, huevo y pan rallado, y freírlas en una sartén con aceite caliente.

-Retirarlas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Al servir las croquetas de pollo y huevo se deben decorar con unas ramitas de perejil.

Unas tradicionales croquetas con muslo de pollo y huevo cocido.

Flan de leche

Es un postre muy saludable y nutritivo, recomendado para las personas mayores sin dientes

Ingredientes:

-500 ml de leche

.2 huevos

-2 yemas de huevo

-Edulcorante al gusto

-100 ml de agua

-Menta

Preparación:

-Poner edulcorante en una sartén y calentar al fuego hasta que se funda el caramelo.

-Verter un poco de caramelo en cada flanera.

-Batir en un recipiente apropiado los huevos, las yemas y el edulcorante.

-Verter la leche poco a poco y mezclar bien.

-Colocar las flaneras en la placa honda del horno. Llenar las flaneras con la mezcla de flan y verter el agua a la placa del horno (la mitad de la altura de los flanes) y llevar el recipiente al horno.

-Hornear al baño maría a 150ºC durante 20-30 minutos, dejando que se templen y sacarlos del molde.

Colocar un flan en cada plato y adornarlo con una hoja de menta.

Para que los flanes salgan lisos sin agujeritos es importante que la mezcla del flan no hierva.

Las personas de la tercera edad con colesterol elevado harán el flan con leche descremada para evitar la presencia de grasas saturadas en la receta.

Hamburguesa de pescado con ensalada de papas

Hamburguesa de pescado, ideal para personas mayores.

Ingredientes:

-600 gr (1 ½ libra de pescado)

-2 papas

-2 huevos

-1 cebollino

-1 cucharada de mostaza

-Aceite vegetal

-Vinagre y pimienta, al gusto

-Perejil

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Poner las papas y un huevo a cocinar en una cazuela con agua y sazonar

-A los 10 minutos, sacar el huevo, pelarlo y reservarlo.

-A los 30 minutos retirar las papas, pelarlas y picarlas en cuadraditos. Reservarlas.

-Para hacer la mayonesa, poner el otro huevo en un vaso de batidora. Agregar un chorrito de vinagre y cubrir con aceite y batir la mezcla hasta que todo se ligue bien.

-Pasar la mayonesa a un recipiente, picar el huevo hervido y el cebollino. Añadirlos. Agregar también la mostaza y mezclar bien. Reservar la salsa.

-Retirar el pellejo del pescado, picarlo finamente y colocarlo en un recipiente. Salpimentar y agregar dos cucharadas soperas de la salsa. Mezclar bien y forma 4 hamburguesas.

-Colocarlas entre dos papeles de hornear y cocinarlas a la plancha con el papel durante 3 minutos por cada lado.

-Colocar los cuadraditos de papa en un recipiente y agregar el resto de la salsa. Mezclar bien.

Servir las hamburguesas y acompañarlas con la ensalada de papas. Adornar con unas hojas de perejil y cebollino y servir.

Huevos entomatados

Receta recomendada para personas mayores sin dientes. 

Ingredientes:

-4 huevos

-½ barra de pan

-800 g de tomate

-1 pimiento rojo

-1 pimiento verde

-1 cebollino

-1 cebolla

-5 dientes de ajo

-Aceite vegetal

-Un poquito de azúcar prieta

-½ cucharadita de comino en polvo

-Perejil

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Picar finamente 4 dientes de ajo y dorarlos en una cazuela con un chorrito de aceite.

-Picar la cebolla en cuadraditos y añadirlos. Rehogar un poco y agregar los tomates. Aderezar con el poquito de azúcar prieta azúcar y cocinar el conjunto durante unos 30 minutos.

-Pelar el cebollino y cortarlo en cuadraditos.

-Lavar los pimientos, pelarlos, picarlos y cortarlos en cuadraditos.

-Poner todo a pochar con un chorrito de aceite. Sazonar y añadir una pizca de azúcar. Cocinar la fritada durante 15 minutos y agregar el tomate.

-Picar el otro diente de ajo y agregar el comino en polvo y mezclar bien. Añadirlo al recipiente y mezclar bien.

-Cascar los huevos sobre el tomate. Tapar la sartén y cocinar los huevos hasta que cuajen un poco.

Servir los huevos entomatados con perejil picado encima y acompañarlos con pan. Un plato sencillo y económico de huevos en salsa de tomate casera con fritada de cebolleta y pimientos, acompañados de pan para untar.

 

 

 

 

 

 

Fuente: cubahora.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Main Menu